Radiohead // The King Of Limbs

Radiohead // The King Of Limbs

Radiohead // The King Of LimbsRadiohead, desde su privilegiada posición, saben que cada uno de sus pasos provoca réplicas instantáneas en su inmensa masa de seguidores sin necesidad de grandes campañas de marketing. Así, se pueden permitir anunciar un álbum con apenas unos días para su puesta en circulación y que el mundo se pare para escuchar sus nuevas canciones. Esta vez, eso sí, lo hacen dejando atrás la “revolución” (con todo el entrecomillado del mundo) que supuso el dejar pagar a cada cual lo que quisiese por la descarga.

Pero esta vez el cambio más importante es otro: tras todo el ruido no hay tantas nueces como en ‘In Rainbows’ (2007). De hecho, tras escuchar durante varias semanas los ocho cortes que forman ‘The King Of Limbs’ (2011), lo que más recuerda uno es la fórmula de su lanzamiento sorpresa en Internet.

Sin ser ni mucho menos decepcionante, sí que parece menos entonado -lógico, a tenor del listón- que sus siete predecesores. Se asemeja más, de hecho, a EPs como ‘Com Lag’ (2004) o ‘Airbag’ (1998), en los que se mostraban más sueltos y solían entregar material inédito. Claro que con el cambio que ha experimentado la comercialización de música, es más fácil lanzar hoy en digital como flamente nuevo álbum lo que ayer se hubiese vendido como colección de caras-b y  otras rarezas.

De las ocho canciones, dominadas por la línea que Thom Yorke trazó en solitario como The Eraser, destacan especialmente el single ‘Lotus Flower‘ y la gélida ‘Codex‘, mientras que la tercera mejor, ‘Little By Little‘, recuerda en exceso a otras piezas ya oídas de los de Oxford. Buen tentempié para sus fans, pero escaso para quienes esperábamos algo más.